Gracias, pero un amigo hará la traducción

Hace tiempo que no escribía una entrada. He estado un poco ocupado con distintos asuntos, traduciendo, buscando clientes, creando mi página personal, realizando cursos, etc., y había tenido poco tiempo para dedicarle al blog. Esta entrada tiene que ver con un par de situaciones que me ocurrieron en este tiempo y creo que a todos les ha ocurrido en más de alguna oportunidad. Estas fueron dos encargos de traducción pequeños, un resumen de una tesis de grado y un currículum, los que luego de mi respuesta con el presupuesto me dijeron que tenían un amigo quien podría realizar la traducción por lo que mis servicios no serían requeridos. Sin ningún problema acepté respondiendo que estaría disponible si cambiaban de opinión.

En el primer caso, el de la tesis de grado, tenía un lenguaje bastante complicado, puesto que se trataba de veterinaria y contenía muchos tecnicismos. Mientras que en el segundo caso la principal dificultad del CV era la adaptación cultural a nuestro mercado. Para resumir, volví a recibir el primer encargo, el resumen de la tesis. Su amigo, un profesor de inglés (sin menospreciar su profesión) no fue capaz de traducir la página y media solicitada, del currículum no volví a saber.

Estas vivencias, que como expresé anteriormente a todos nos han pasado, me hicieron pensar en que, a pesar de lo antigua de nuestra profesión, aún existe un desconocimiento de ella o que simplemente la gente no le toma el peso a la importancia que tenemos como traductores. Será porque lo que necesitan traducir son pocas páginas o pocas palabras que deciden prescindir de los servicios de un traductor y solicitar que alguien que simplemente sepa inglés dentro de su empresa realice una traducción para ahorrar costo, o por desconocimiento. En segundo lugar pensé si mi respuesta había sido la correcta, simplemente contestar que estaría disponible en caso de cualquier duda o solicitud, tal vez sería mejor educar al cliente que no conoce nuestra profesión. ¿Qué harían ustedes? o ¿qué han hecho en esa situación?

Luego me acordé de un par de de fotos que vi de unos horrores de traducción, los comparto aquí simplemente para que se entretengan un poco.

Cuando participamos en el proyecto de traducción para el libro Por un Chile Verde, lo hicimos con todo nuestro esfuerzo, dedicándole muchas horas a este y creo que el resultado de las traducciones fue bastante bueno. Lamentablemente, los editores del libro dejaron todas las traducciones agrupadas al final del libro y no cada una con su respectivo texto en español; al comienzo de esa sección aparece lo siguiente!!!!!!!!!!!!!!chileverdeEl siguiente me provoca mucha vergüenza ya que se encuentra en un centro de esquí de Santiago, cabe destacar que cada invierno muchos extranjeros visitan los centros de esquí de nuestra ciudad ya que se encuentran solo a un par de kilómetros de la ciudad. Eso sí, la foto me provocó grandes carcajadas la primera vez que la vi, digna de aparecer en MOX.

not to happen

Este simplemente es para reír y preguntarse quién diablos hizo semejante barbaridad, ¿persona o máquina? Traté de usar el traductor de Google para traducir alguno de los platos y lo hace muy bien, tal vez fue durante su periodo beta o simplemente fue alguien armado solo con un diccionario.

restaurantNo solo sucede en Chile. Este último apareció en un periódico en nuestro país en respuesta a otra nota que mostraba los errores en la traducción de un cartel en el famoso funicular de Santiago, otro punto muy concurrido por extranjeros.
lun